contacto

puntodeencuentrosanmartin@yahoo.com.ar

martes, 6 de julio de 2010

Ricardo Alfonsín: “Quiero acceder al Gobierno con el Acuerdo Cívico”


Ricardo Alfonsín propone para la entrevista el piso donde trabajaba y vivía su padre, el ex presidente Raúl Alfonsín. Allí trabaja y mantiene reuniones políticas, tal vez por lo simbólico que eso ha representado para su formación, personal y política, que le ha permitido ser hoy diputado nacional y además, darse el gusto de haber ganado la dificultosa interna radical bonaerense.

Llegar a ese estudio de la calle Santa Fe al 1600 todavía impresiona. Ver las fotos del ex Presidente junto al Rey de España (ambos muy jóvenes), al papa Juan Pablo II o recibiendo de manos de Ernesto Sábato el informe de la CONADEP (Comisión Nacional de Desaparición de Personas), lleva a recordar esos hitos del retorno a la democracia.

Y poder observar el orden impecable de la maravillosa biblioteca de Raúl Ricardo Alfonsín hace que uno se sienta frente a un auténtico museo de la democracia. Sumado a la vital y siempre agradable presencia de Margarita Ronco, histórica asistente del ex mandatario argentino.

Ricardo Alfonsín llega tarde al encuentro y eso lo molesta, porque argumenta ser puntual siempre, en contradicción con la costumbre radical de la impuntualidad. Llega cansado porque regresó de un acto la noche anterior en Rosario, provincia de Santa Fe. Donde reconoce haber comido bien (uno de sus gustos), haber descansado muy poco (algo que no le hace bien) y haber fumado de más (algo que se propone cambiar en breve).

Se sienta en uno de los cómodos sillones del iluminado living, donde tantas reuniones presidió su padre, y contesta sobre la heredada pasión por la política.


Hablemos sobre el año que viene. ¿Qué le gustaría que haga el radicalismo en el 2011?

Primero, que el radicalismo gane las elecciones con el Acuerdo Cívico y Social. No hay que hacer nada que pueda complicar su chance, nada que lo pueda fracturar. La discusión alrededor de las candidaturas me parece que no es la más adecuada para consolidar el acuerdo. Tenemos que trabajar en una agenda común parlamentaria y tener posiciones comunes allí; podría ocurrir algo que no es bueno para la República; si no tenemos éxito en esta tarea, la salida podría venir “por derecha”.

Alfonsín avanza y es crítico con algunas actitudes que observa dentro de su propio partido, la Unión Cívica Radical: “En el radicalismo a veces en lugar de tratar de resolver algunas diferencias, se responde con declaraciones en el mismo tenor pero en sentido contrario. Yo trato de eludir una discusión en los medios, trabajar por la unidad y hacer lo que hay que hacer, que es hacer política”, define el diputado nacional.

Aquí Ricardo hace recordar nuevamente a su padre, quien se “calentaba” con los temas que le apasionaban. Y uno de ellos, era la vida interna del partido: “En el radicalismo hay algunos problemas con otras fuerzas políticas y frente a ellos, algunos actúan como si se hubieran resignado y no se pudieran resolver. Yo actúo de manera diferente. Y puedo actuar de otra manera porque tengo una muy buena relación con (Hermes) Binner, con (Julio) Cobos, con Elisa (Carrió) y con Margarita (Stolbizer). Razón por la cual estoy en condiciones de poder intentar saldar algunas diferencias”.

Porque esta discusión tiene nombres propios. La foto Cobos-Carrió se nota como dificultosa.

Sí, es cierto, y también otras posibilidades se pueden notar como dificultosas. Frente a las dificultades, hay que hacer política y tratar de saldar esas diferencias. Tratando de persuadir, estas diferencias se pueden saldar. Sé que existen problemas como sucede en otras fuerzas, pero lo ideal es ponerse a trabajar.

¿Tal vez sea su nombre el de la unidad para estos sectores?

Yo no creo que sea así. Hemos cometimos el error de poner el carro delante del caballo. Creo que no debíamos discutir candidaturas hasta que el Acuerdo Cívico esté consolidado. Me parece que ninguna de las fuerzas nos dedicamos a consolidarlo en vez de discutir candidaturas a través de los medios.

¿Esto lo pudo conversar con Cobos?

Claro que lo he conversado y él me ha dicho que hay que consolidar el Acuerdo Cívico.

¿Usted quiere ser Presidente?

¿Qué persona que se dedique a la política y lo coloque frente a esa posibilidad puede decir que no? Ahora, no me quita el sueño. Yo pongo la vocación de poder en el Partido. O si usted quiere, en las ideas. Quien esté en las mejores condiciones para ganar una elección y para llevar adelante esas ideas, que sea candidato.

Pero el radicalismo necesita un candidato que le demuestre a la sociedad que puede gobernar…

Terminemos con eso de que el candidato puede gobernar. Los que deben demostrar que pueden gobernar son los partidos. Gobernar no es solamente gestionar. Que tienen los partidos los mejores hombres, los mejores programas, los técnicos. La tarea de gobernar es mucho menos personal que lo que uno cree.

¿Se necesita experiencia en la gestión?

A mí me han señalado que yo no tengo experiencia de gestión. ¿Y eso qué tiene que ver? Me pregunto: ¿tenían experiencia de gestión Obama, Lula, Felipe González, De Gaulle?, ¿cuántos de los principales líderes en el mundo no han tenido experiencia de gestión? Y podría dar ejemplos de quienes han tenido experiencias anteriores, han hecho muy malas gestiones. Las aptitudes de un Presidente son saber seleccionar los equipos, medir la relación de fuerzas para no incurrir en voluntarismos irresponsables, elegir consensos, definir prioridades. Estoy seguro de que un partido de derecha y otro progresista no definen las mismas prioridades. Lo que tiene que definir un Presidente es qué país queremos.

¿Usted aspira a verse en un balotaje con Néstor Kirchner?

Primero, no digo que quiero ser candidato ni digo que voy a ser candidato. El otro día, veía a un dirigente que decía que prefería ir al balotaje con “fulano de tal”. No entiendo eso… Me cuesta entender por qué tendría que preferir un candidato. Me gustaría, primero a quien es más fácil ganarle, porque creo que es bueno que gane el Acuerdo Cívico. Después, me gustaría tener enfrente al mejor, porque si pierdo por lo menos queda el mejor; pensemos en el país. Y respecto a Néstor Kirchner, no me gustaría. Y a que esto pueda generarme algún problema, pienso que si es el candidato (y creo que lo va a ser) va a ser muy dura la campaña, muy agresiva, muy sucia en términos de debate. De mucha confrontación y crispación.

¿Qué le diría a Elisa Carrió para consolidar el Acuerdo Cívico?

Si tengo algo que decirle y lo digo por los medios, no consolido el Acuerdo. No lo digo por vos, porque yo en tu lugar haría la misma pregunta. El Acuerdo no puede prescindir de la Coalición Cívica ni de una dirigente como “Lilita” Carrió. No entiendo cuál es la lógica de que alguien sea indiferente a la posibilidad de que se fracture con la fuga de la Coalición.

¿La situación del radicalismo se puede llegar a arreglar con Cobos?

Yo no tengo que arreglar nada con Cobos, porque no estoy peleado con él. Y respecto a las candidaturas, yo creo que el consenso es una alternativa. Pero no puede ser el acuerdo entre 3, 4 ó 5 dirigentes. Eso es un acuerdo de cúpulas. Eso se arregla con la participación de todos los sectores, si es posible un consenso. Si no, convocando a una elección interna. Me refiero a todos los que aspiran a ser candidatos, como Sanz. Creo que Ernesto Sanz aspira a ser candidato.


Concluye la charla con Clarin.com. Ricardo Alfonsín se siente cómodo hablando de política, indudablemente. A pesar de estar apurado para volver a la Cámara de Diputados, acompaña a la puerta y saluda, con buen humor y agradeciendo por la conversación. Salimos de nuevo al ruido de la avenida Santa Fe, aún con la sensación de haber estado en uno de los escenarios vívidos de nuestra vida en democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario